Curacao North Sea Jazz Festival 2019

Curacao North Sea Jazz Festival 2019

Día 2

Author: SuperUser Account/jueves, 5 de septiembre de 2019/Categories: Noticias

Rate this article:
No rating

La edición 2019 del Curacao North Sea Jazz Festival tenía un sabor particular a revancha. Me explico. Para quienes toda la vida hemos seguido de cerca -en discos y publicaciones- la carrera de grandes íconos del pop, rock, soul y hasta funk, estar de frente a figuras de leyenda como Earth, Wind and Fire y Michael McDonal, por citar apenas dos, es más que un motivo para celebrar.

 

El día dos del evento tenía ese, y otros matices. De entrada, pararse tranquilamente a ver el show de un músico que, como Pitbull, no nos gusta ni hemos promovido en nuestra emisora, tiene visos de confesión. Pero, cuando asistes a un evento de tal magnitud, y entiendes que la organización ha hecho esfuerzos ingentes por reunir una nómina respetable de artistas que abarquen un amplio espectro de gustos y tendencias, lo menos que se puede hacer es prestar atención.

 

Pues bien, despojados ya de los prejuicios que nos generaba Pitbull, el cantante y productor estadounidense de origen cubano que, hoy por hoy, nos prometimos escuchar, ver y entender lo que evitamos desde 2004, cuando hizo su debut. Pop, hip hop y reguetón han sido sus apuestas en una carrera que, incluso, lo ha llevado por el cine.

 

Pitbull es una cuidadosa y provocativa puesta en escena, con bailarinas escasas de ropas, samples de canciones de Guns and Roses y A Ha, entre otros, e instrumentos en vivo que le añaden cierto poder rockero al show. Pronto, esa energía en escena nos atrapó, no para volvernos fanáticos, pero si al menos para revisar las preconcepciones que a veces nos privan de disfrutar.

 

Una hora y quince después, nos trasladamos al escenario Sir Duke, junto al mar, para repasar esa buena cantidad de éxitos creados por los jamaiquinos de Inner CIrcle, presentes en el mundo de la música desde 1968.

 

Un equilibrado balance de reggae y pop, ha hecho de esta banda que se inventaron los hermanos Ian y Roger Lewis una propuesta que evita los radicalismos de ambos géneros, y que les permite acceder a públicos más amplios, sin traicionar los preceptos básicos de sus orígenes.

 

Sweat (A La La La La Long), Bad Boys y Games People Play son canciones de éxito global que, seguramente, muchos desconocían sus verdaderos autores. Y escucharlas esa noche, nos devolvió al pasado en el que pocos músicos de un género eran capaces de crear éxitos que a todos gustaran. Inner Circle ofreció pues un concierto que sonaba atemporal, que los mostraba aun más sabios y seguros frente a cada canción. La gente lo disfrutó plenamente, y los recompensó con rabiosos aplausos.

 

A la misma hora, pero en el recinto Celia, cerrado, cubierto y con aire acondicionado, Kenny G se dirigía a un público más adulto y con la intención de disfrutar música más pausada y si se quiere, elegante.

 

Tras abandonar a la mitad el concierto de Inner Circle, Kenny G fue nuestro siguiente reto. Aunque algunos benévolamente quieran ubicarlo en los apartados del refinado smooth jazz, lo cierto es que este saxofonista de Seattle queda mejor definido por lo que es y representa el muzak (clasificación que muchos usan en tono despectivo).

 

Kenneth Bruce Gorelick, su verdadero nombre, ha construido su marca a partir de tonadas y obras que son poco exigentes, mas no facilistas. Su saxo, ya una marca registrada en la música de este tiempo, es vehículo para toda clase de pirotecnia y exhibición de sus largos solos que, incluso, le han entregado un lugar en el Libro Guinness de récords mundiales.

 

En vivo, en lo que alcanzamos a percibir, nos topamos con un Kenny G que, sin egoísmos ni afanes protagónicos, comparte aplausos con sus músicos acompañantes, todos ellos tan talentosos y cautivantes como su jefe.

 

Otro mito derribado. Otro prejuicio apartado, gracias a Kenny G para quien, también, había en el CNSJF una importante legión de seguidores.

 

A las 9:15 de la noche, en el gran escenario Sam Cooke, una de las bandas más esperadas de la noche, y quizás del Festival. Aunque ya habían estado ocho años atrás en este mismo escenario, los Earth, Wind & Fire continúan despertando admiración, fervor y una pasión sin comparaciones.

 

Tras la muerte de su fundador Maurice White, hace poco más de tres años, los EWF de la mano de Ralph Johnson y Philip Bailey, entre otros, han continuado la leyenda que se inició en 1970. Cultores de ese sonido negro que deambula entre el jazz, funk, soul, rhythm and blues y músicas africanas, entre muchas otras inspiraciones, esta superabanda es capaz de mantenerte hipnotizado durante más de una hora a punta de éxitos eternos comoSeptember, Boogie Wonderland y Fantasy.

 

Músicos curtidos, veteranos de mil batallas, los EWF saben echarse fácilmente al bolsillo hasta las audiencias más frías y distanciadas. Una escuela por la que han pasado docenas de músicos ahora consagrados, te involucran con sus microespectáculos que montan en los solos instrumentales, en las secciones de vientos y percusión. Uno quisiera que no terminara, pero la avanzada edad de muchos de sus integrantes ya empieza a reclamar más pausa. Una cita inolvidable con un combo aun sólido y profesional.

 

La noche avanzaba. El cansancio ya señalaba camino hacia el hotel. Pero, ¿cómo salir de allí e incumplirle la cita a Michael McDonald? Para quienes no están muy familiarizados con este sujeto, les contaremos que hizo parte de algunas grabaciones de Steely Dan, antes de unirse a los legendarios The Doobie Brothers en 1975, y con los cuales creó algunas de las canciones más memorables de la banda (Takin’ It To The Streets, Minute By Minute, What A Fool Believes…).

 

Una voz a la que no parece llegarle fecha de caducidad. Un piano enérgico. Una banda de jazz con acento pop que nunca desentonó. McDonald y su combo de músicos que parecían extraídos de un prestigioso estudio de grabación (sesioneros de leyenda), nos pasearon por esas canciones en solitario del músico nacido en 1952, en St. Louis. Para quienes esperábamos las canciones de los Doobie, una pequeña decepción que no opacó la experiencia de ver en vivo, a menos de tres metros, a una leyenda.

 

Ya entrada la noche, nos disculpamos con Nicky Jam, y nos fuimos a dormir.

Number of views (215)/Comments (0)

Tags:

Please login or register to post comments.

Noticias Más Leídas

Evento #LoClásicoenCámaraFM

Evento #LoClásicoenCámaraFM

martes, 28 de julio de 2015

Términos y Condiciones

Conoce las bases para participar del evento y entérate de qué es para nosotros la "música clásica"

martes, 28 de julio de 2015/Author: SuperUser Account/Number of views (19473)/Comments (0)/
Categories: Noticias
Tags:
La música, un negocio para reinventar

La música, un negocio para reinventar

lunes, 16 de febrero de 2015

Por Javier Rodríguez J. / Jefe Cámara FM

En 1963, la compañía holandesa Philips lanza un invento revolucionario. Se trata del casete. Aunque coexistió con otros formatos de grabación y reproducción en cinta como el cartucho de ocho pistas, esta pequeña caja con capacidades de almacenamiento variables, terminó por imponerse.

lunes, 16 de febrero de 2015/Author: SuperUser Account/Number of views (4003)/Comments (0)/
Categories: Noticias
Tags:
Charla sobre "La electrónica de los 70"

Charla sobre "La electrónica de los 70"

jueves, 3 de septiembre de 2015

Una noche para que hablemos sobre la electrónica alemana de los 70

jueves, 3 de septiembre de 2015/Author: SuperUser Account/Number of views (3917)/Comments (0)/
Categories: Noticias
Tags:
Encuesta Cámara FM
100 Empresarios
Síguenos en Twitter
Logo FB Png